Hace unos 15 años, Munich hizo una migración masiva de windows a Linux y soluciones de open Source, aunque entre el 20 y el 40% seguían funcionando con Windows.

Dieter Reiter, alcalde de Munich ha decidido dejar de utilizar el sistema operativo de Linux en los 29.000 ordenadores que componen la administración de la ciudad. Utilizar dos sistemas operativos como se estaba haciendo hasta ahora llevaba problemas, para poner fin a ellos cambiaran todos los terminales a Windows 10. “Siempre hemos tenido sistemas mezclados y lo que tenemos aquí es la posibilidad de pasar a un solo sistema. Tener dos sistemas operativos no es económico. Nunca dije que fuera un experto en implantaciones TIC, pero me respaldan 6.000 trabajadores que no están satisfechos con el rendimiento de estos sistemas”.

No todos están de acuerdo con esta homogeneidad en los sistemas, el Dr. Florian Roth, líder del green party en Munich se pregunta si realmente es necesario gastarse tantos millones de euros,  recursos y gente se dedique a un proyecto no del todo necesario. Depender únicamente de Microsoft va a hace que aparezcan riesgos de seguridad.

Lo que quieren es crear aplicaciones independientes de la plataforma aunque para Matthias Kirschner, presidente de la Free Software Foundation Europe, no tiene mucho sentido y no entiende el gasto que esta haciendo el ayuntamiento de unificar el sistema operativo de los ordenadores si las aplicaciones que quieren hacer pueden funcionar en cualquier plataforma. “En Munich se ha hablado sobre ser independientes del sistema operativo, y por so no entiendo por qué están invirtiendo tanto tiempo en cambiar a otro sistema operativo”,

Este proceso no ser hará de un día para otro, la propuesta ya esta aprobada, sin embargo, no se pondrá en marcha hasta el 2020 para que todo este listo en 2023 y el proceso va a tener un coste de unos 50 millones de euros.