El prototipo del primer microchip fue construido en 1958 por el ingeniero de Texas Insturments, Tom Yeargan, inspirado en un diseño de Jack Kilby. Aprovechando la celebración de los 60 años de su invención Leslie Yeargan, la hija heredera, subastará el microchip en Texas.

La subasta estará regida por la casa Heritage el 4 de noviembre de 2017. Se estima que el precio que se podrá llegar a pagar por el microchip es de unos $600,000. Es el segundo intento de subasta, ya que en junio de 2014 se intento llegar a los 2 millones de dólares pero la mayor cantidad ofrecida fueron $850,000.

Gracias a esta invención a día de hoy tenemos los teléfonos móviles y gran parte de la tecnología actual. El semiconductor, no es mas grande una una uña del dedo. Está compuesto de un enredo de cables de cobre y oro conectados al cuerpo de germanio, montado en un vidrio y guardado en una carcasa de plástico. Junto a el viene otro chip, un circuito de silicona con conductores metálicos dentro una placa de Petri.